jueves, 31 de octubre de 2013

Qué frase tan grande...y tan actual

Un compañero suele mandarme artículos, saludos, etc a mi correo electrónico, junto a otras personas (que me llegan las notificaciones de sus "abandonos de conversación"). Y lo último que ha llegado es la siguiente frase de Aynd Rand, una escritora y filósofa que desconocía y según voy ojeando un poco su biografía por encima, estaba radicalmente en las antípodas ideológicas en las que me situo (y me quedo corto), pero que hizo en 1950  la siguiente afirmación que me ha dejado con la boca abierta y que ha hecho que retome la escritura en mi blog, aunque sea con un "copia-pega".

"Cuando adviertas que para producir necesitas autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por su trabajo y que las leyes no te protegen contra ellos, sino por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti; cuando descubras que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto-sacrificio, entonces podrás afirmar, sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada".

Buscando por internet, observo que un político vasco hizo hace unos meses esta misma entrada, con lo cual, lo que aporto es poca cosa, pero ahí va. Que la disfrutéis...o no.