martes, 14 de febrero de 2012

Educación, ni un paso atrás

En un debate cara entre Aznar y Felipe González en el año 1993, éste último le dijo al primero que muchos jóvenes desconocían cómo se había construído la democracia y citó algunas leyes que suponían derechos y ampliaciones de libertades en nuestro país y que contaron con el rechazo de la derecha.

Y es verdad, si yo les preguntara qué leyes ha aumentado su libertad con un gobierno conservador, seguramente no sabrían qué decir ... salvo que sea empresario de la construcción.

Y digo ésto porque a veces nos olvidamos de dónde venimos y que lo que tenemos no ha caído del cielo, sino que son conquistas que se han peleado duro para conseguirlas (y que se pueden perder fácilmente).

El motivo de este artículo es un pequeño recordatorio de lo que hemos avanzado en los últimos años, sin menoscabo de los problemas existentes, ni propio de un conservadurismo autocomplaciente.
Y ante las opiniones, insidias y demagogias, nada mejor que datos(sacados del Grupo Joly, que no se caracteriza por ser afín al partido gobernante en Andalucía):

Andalucía, bajo Gobierno socialista, se hace cargo de las competencias en materia de Educación en enero de 1983. La situación de la época era de una población con más de un 15% de analfabetismo, que no es propio de Alemania con la que nos gusta siempre compararnos para echarnos abajo a nosotros mismos, sino los de un país en vías de desarrollo. En tres décadas el analfabetismo ronda un 3,9 % (sí, un 0,0001 ya es mucho)con un ritmo dos veces superior al resto de España.

Se empezó a obligar a los centros públicos a admitir a personas de ambos sexos, se incrementó la atención en barrios marginales y se intensificó la Educación secundaria llevandola hasta los 16 años, entre otras cosas.

En 1981 impartían enseñanzas secundarias 197 centros públicos, hoy son 884 los institutos de ESO, Bachillerato y FP. Los últimos presupuestos suponen una inversión que incrementa en un 400 % con respecto a los de hace 20 años y de 5 con respecto a 1988. Nuestra comunidad dedica un 5,5 % de su PIB a Educación, lo que supone más de 2,5 puntos con respecto a la Comunidad de Madrid, según los últimos datos conocidos del año 2009.

Y sí, hay un fracaso escolar preocupante, amén de otros fallos, que no solucionaremos quitando a los "torpes" del sistema para maquillar datos, ni dejando la Educación en manos de sectas religiosas ultraconservadoras, ni elitizándola.

Y estoy de acuerdo también en que hace falta un cambio en Educación y en otros ámbitos...¿pero lo queremos para progresar o para retroceder?¿Inversión o recorte?¿Derecho o negocio?

De nosotros/as depende. Por mi parte, no será ni por acción ni por omisión, el que permitirá el debilitamiento de la Educación de todos/as.

1 comentario:

yago y. dijo...

no es comparable, pero te recomiendo la entrevista en la vanguardia a Timo riiho ,catedrático en educación de finlandia, en la que expone que uno de los aciertos finlandeses es que la educación está al margen del sistema político. Insisto en que no es comparable por población,democracia, prejuicios...pero es que aquí se cambia el plan cada 3 años ,se improvisan marcos de actuación,etc..también opino que hace falta una mayor evaluación al profesorado ( hay que exigirle que lo de todo), a los padres( no solo se educa en las aulas) y a la sociedad en general , pero es que educar no es adoctrinar ( tal y como lo entienden algunos)y coño que en pleno siglo XXI la derecha fomenta el burrismo. Quitaron filosofía, reducen historia....1abrazo