miércoles, 18 de enero de 2012

Alice in chains (álbum)



Tras el exitoso EP semiacústico Jar of flies, Alice in Chains volvieron para grabar esta vez un larga duración, titulado de manera homónima (también conocido como Tripod, por su portada).
Este álbum, marcadamente depresivo, como es norma de la casa, es de un estilo más denso y lento, menos “riffero”, que busca más las atmósferas y los desarrollos, con algunos pasajes acústicos que van en la senda de su anterior y celebrada obra. En este álbum continúan los característicos juegos de voces entre Staley y Cantrell , aunque el segundo, de registro más melódico, obtiene algo más de protagonismo en el aspecto vocal, no así lírico, que el que acostumbraba anteriormente.
La duración de los temas es más alargada que de costumbre ( 12 en casi 65 minutos) y la oscuridad hace acto de presencia en prácticamente todo el disco, salvo algún que otro estribillo más pegadizo. Es poco dado a las concesiones.



La “fiesta” empieza con contundencia, sin llegar a los pistoletazos de salida de Facelift y Dirt. Grind presenta un riff enmarañado con estrillo bastante melódico.
El corto y pesado Brush away da paso a Sludge Factory que con su opresiva atmósfera durante más de siete minutos, resulta un anticipo de lo que nos encontraremos más adelante.

Heaven beside you
es un original y celebrado tema de Cantrell, que combina el country del que es tan aficionado, con los riff metálicos.
El único tema compuesto íntegramente por Staley, Head Creeps retoma el pulso a ese metal denso y monolítico en la senda de Brush away. En ambos temas no se encuentran los momentos más brillantes de este “Alice in chains”, precisamente.
Again, del que hicieron videoclip, es de los mejores temas de “metal” aquí presentes, un clásico del grupo y de los temas más tocados por la banda en directo.



Shame in you no desentonaría por estilo dentro de Jar of flies, sin embargo sin ser ni mucho menos un mal tema, casi suena a descarte de aquel.
God am incluído en su "Live" recupera el pulso eléctrico que prosigue con el corto y duro So Close y con una más a medio tiempo Nothin’ song.
"Tripod” finaliza con dos momentos acústicos muy en la onda de Jar of Flies. Con Frogs, protagonizado por Staley, con un cariz bastante deprimente y para terminar, como no podía ser de otra manera con ese título, con Over now, con Cantrell a la voz y bastante accesible, aunque “destruida” la potencionalidad de single por los desarrollos oscuros del propio guitarrista. Ambos temas fueron incluidos posteriormente en el famoso Unplugged que realizó el grupo.



El último álbum de estudio con Staley en vida, supuso un bajón de calidad con respecto a los anteriores. La contundencia de sus dos primeros discos y la riqueza de detalles de su segundo EP semiacústico, se transforma aquí en una excesiva densidad, donde un Staley, con graves problemas de salud por su adicción a las drogas, aparece despojado de la energía de los comienzos y donde algunos temas son alargados en exceso. Sin embargo, pese a ser una obra menor de Alice in Chains, es un trabajo que sería considerado como cumbre para la inmensa mayoría de bandas de metal alternativo de cualquier época.

No hay comentarios: