lunes, 2 de mayo de 2011

Sobre el Primero de Mayo

La clásica manifestación reivindicativa de los derechos de los/as trabajadores ha venido marcada como los años anteriores, por las cifras de paro,una auténtica tragedia que asola a miles de familias en nuestro país.
Hay pequeños apuntes que quería señalar:

- Pese a la tasa de desempleo tan alta que existe, hay muy pocas movilizaciones y protestas.Y las causas son muy variadas.

- Conservadurismo sindical.Apenas se escucha a los sindicatos hablar de conquistar derechos,sino de defenderlos.No me extraña por otra parte,la maldita globalización económica hace que los derechos sean triturados en base a "no te pongas farruco que pongo la fábrica en tal país que por dos duros y un mendrugo de pan se conforman".

-En mi ciudad,lugar de grandes tensiones sindicales y siendo una manifestación provincial acudieron entre 2.000 y 4.000 personas.Los derechos de los/as trabajadores solo importan a algunos si se puede machacar al Gobierno Local,por lo visto.A la derecha,ausente como siempre en este tipo de manifestaciones y ayer no iba a ser menos, nunca le ha importado la dignidad en el trabajo,ellos lo que quieren es que la mano de obra sea cuanto más barata,mejor.Y a Pacheco,el bombero pirómano también brilló por su ausencia.UPyD cuando sepan si son socialdemócratas o liberales,conservadores o progresistas,etc,etc y no solamente nacionalistas españoles,quizás los veamos en estos sitios.

-Ahora viene la reforma de la negociación colectiva,si soy sincero,miedo me da.Todas esas palabras como "competitividad","productividad" y "flexibilidad" son en su mayoría eufemismos que ocultan que son necesarias reformas para que ganen siempre los de arriba y que el factor trabajo sea poco menos que una mierda.

¡Que hayan tenido un Feliz Primero de Mayo!Yo estuve trabajando para variar, en mi poco flexible trabajo (y esto no es eufemístico),en el que no puedo ni enfermar porque si no fastidio a un compañero en su día libre.

1 comentario:

Alejandro de Torresoto dijo...

Creo en el valor reivindicativo del 1º de mayo. No pude estar por mi salud, pero estaba con vosotros en espíritu.