lunes, 19 de abril de 2010

La sostenibilidad del fútbol modesto

Es un tema del que me quería ocupar hace ya tiempo y es sobre el mantenimiento del fútbol.En el fútbol profesional se mueven millones de euros,pero existe otro fútbol,el de los jugadores que no llegan a fin de mes...porque no cobran y así se tiran meses y meses.

Hace unos días se abortó la posibilidad de una huelga en el fútbol español, por la situación de las empresas(clubes)que no pagaban a sus trabajadores.El fútbol español necesita una restructuración enorme, algunos dirán que por ética, dadas las cifras escandalosas que se mueve en la élite,pero lo que me preocupa principalmente es ese fútbol modesto de Segunda B y Tercera, cuyos trabajadores no cobran por "x"razones.

En estas categorías es además donde más se ha sufrido el auge de las televisiones,cuando te retrasnmiten un partido casi o sin el casi todos los días de la semana,ya sea competiciones nacionales,europeas,ligas extranjeras,selecciones y ante esta saturación de fútbol de élite, el ciudadano prefiere la comodidad de su sofá antes que pagar por ver un partido de Segunda B o Tercera División y ante esta situación los clubes "exprimen"a sus fieles con precios exagerados(10-12 € puede valer la entrada media para Caballeros en Tercera División) para la calidad del espectáculo que uno teóricamente va a presenciar, fomentando con ello el círculo vicioso y la no renovación de la afición(clientes).En cuanto a la publicidad,los clubes disponen de las vallas publicitarias y la camiseta,pero si la media de espectadores es muy baja, lo que están dispuestos a pagar las empresas será escaso y eso unido a que por televisión los clubes no cogen nada,salvo si las televisiones públicas tanto locales o regionales en una especie de subvención encubierta se prestan a ello, pues tenemos ahí el capítulo de ingresos.

En el capítulo de gastos se producen un auténtico disparate en las nóminas de los futbolistas, una empresa con tan pocos ingresos no pueden tener a sus empleados con nóminas de 3.000-5.000 €,eso no hay quien lo pueda sostener,salvo que sea con ayuda de rescates de los poderes públicos, que es algo que esperan algunos "depredadores"que se acercan a los clubes "chantajeando"si es preciso en sus reclamaciones a las instituciones públicas jugando con los sentimientos de los ciudadanos(un club deportivo es una empresa muy sui generis).Por no mencionar los largos desplazamientos que se producen en Segunda B y en algunos grupos de la Tercera División.

En fin, que para un sostenimiento del fútbol se tendría que crear en mi opinión la "bolsa de rescate"que reclaman, un reparto en los dividendos de las quinielas/derechos de televisiones,para entre otras cosas minimizar los dramas económicos que suponen los descensos deportivos, una adecuación salarial acorde con la lógica(tanto en beneficios como en pérdidas),el convenio colectivo para la Tercera y quizás también una restructuración de las categorías y no la sangría que supone la Segunda B.

Para terminar les dejo con un reportaje del programa de Canal Sur "Los Reporteros"sobre las miserias del fútbol modesto, personificado por el Jerez Industrial,club de Segunda B que precisamente subió a la categoría gracias a la desaparición de un club por problemas económicos.

No hay comentarios: