jueves, 26 de noviembre de 2009

Congreso de los Diputados(impresiones)

Este pasado martes tuve la oportunidad de visitar por primera vez el Congreso de los Diputados y además en Sesión Plenaria, en el que solo pude ver el hemiciclo. Me sorprendieron algunas cosas sobre lo que es en sí arquitectónicamente, más pequeño de lo que me parecía por televisión y con un cierto aspecto de Iglesia.

Pero lo que más me chocó no fue el edificio, sino la actitud de los escasos diputados presentes(las ausencias ya sean por trabajos en comisiones, por cafelito en el bar o por lo que sea,ya las conocía).Casi todos los presentes en el tiempo que duró mi visita pasaban olímpicamente de lo que decían los oradores, casi nadie hacía ni el más mínimo caso, charlaban entre ellos, se levantaban de sus asientos mientras el diputado correspondiente aun estaba parlamentando en la tribuna, para irse a entablar conversación con otro diputado, se sentaban en un escaño que no le correspondía e incluso observé desde el palco, como alguno se conectaba a internet.

El hecho de que los diputados se abstengan de comparecer es algo que conoce todo el mundo, pero la falta de seriedad y no me refiero a actitudes folloneras, durante un Pleno es algo que me asombra, habida cuenta además que los Grupos suelen elaborar discursos largos y elaborados para absolutamente nada, que constan en acta , pero que nadie escucha.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Yo he estado en la puerta y la verdad, parece pequeño y los leones no tan grandes... y lo que dices de que dentro había uno hablando y otros pocos charlando.. bueno, es normal... los diputados/as están trabajando en sus provincias, visitando a los ciudadanos, recogiendo sus impresiones,contestando sus cartas, llamándoles por teléfonos... pero no importa, para eso está el diario de sesiones, se busca, se mira lo que se ha dicho y ya está :)

Bennny dijo...

Es triste ver como las personas que dicen representarnos no acuden a su trabajo, por el cual estan muy bien remunerados y obtienen inmejorables jubilaciones con el minimo tiempo que ostenten su asiento, preparan discursos solo y exclusivamente para los medios pues entre ellos no variaran ni un apice sus posturas. Ademas crean una desgana politica en nuestra sociedad, triste democracia la nuestra.