viernes, 25 de septiembre de 2009

Solo dos años.¡Vaya justicia!

Eso es lo que le ha caído de condena a Javier Rodrigo De Santos,el concejal del PP en Palma de Mallorca por gastarse 51.377 € con una tarjeta del Ayuntamiento en prostíbulos gays para que le dieran lo suyo(cocaína según él). Este miembro del Opus Dei que se negaba a oficiar bodas entre homosexuales se fundía la pasta de los mallorquines en frecuentar este tipo de lugares. La excusa de que iba a ponerse ciego de coca porque es adicto, en vez de decir que iba para lo que suelen ir los señores a este tipo de lugares, no solo le ha valido para preservar la honra de "hombre de bien",sino que además le ha servido de atenuante en su condena(además de devolver el dinero).

No tengo ni idea de Derecho, las cosas como son,pero eso de que por devolver el dinero te reduzcan la condena...qué menos,¿no?¿Acaso es un acto de honradez el devolverlo?¿O lo ha hecho porque lo han pillado?¿Y si el que hubiera mangado ese dinero no lo pudiera devolver?

Para resumir:
-Como diría don Pedro Pacheco en su frase más célebre(en dura pugna con "me encanta Jerez")la Justicia es un cachondeo.
-Espero por su bien que al señor De Santos le quede dinero para curarse su adicción,porque si de verdad se ha gastado todo ese dinero en cocaína,tendría que ponerse un tabique de plata. Si se le gastó en "lo otro",sus colegas del Opus quizás le recomendarían electroshocks o cosas así.Espero en ese caso que no les haga caso,valga la redundancia.
- También espero como catolicísimo que es él,haya aprendido la lección y se aplique lo de "no robarás".

1 comentario:

Alfonso dijo...

Pero Carlos, ¿más tortura quieres para este señor? ¿no crees que tendrá bastante con la que le espera en los infiernos? El sólo ha caído en los vicios de esta sociedad por culpa de la moral zapateril, pero es católico, se ha confesado y sus pecados han sido perdonados.
No seas cruel hombre. ;-)
Ejem. Qué tos.