lunes, 3 de agosto de 2009

El concepto de libertad de la Derecha

Uno lleva observando bastante tiempo como desde los sectores más retrógrados y reaccionarios de nuestro país, se usa y abusa de la palabra "libertad". Es curioso como unos auténticos liberticidas de la moral y costumbres pueden hacer bandera sin ruborizarse lo más mínimo, de tan hermosa palabra. Dicha utilización está basada además en falacias fácilmente rebatibles:

-Cuando usan dicha palabra para cuestiones económicas y laborales, no defienden la no injerencia de los poderes públicos por una cuestión de libertad, sino posicionándose en base al interés de los de su clase(los poderosos).

-Cuando se refieren al derecho de los padres a que sus hijos estudien según la formación religiosa y moral que ellos quieran, no se refieren a todos(de hecho el líder político de la Derecha,Mariano Rajoy, dijo en su día que no financiaria educación religiosa "ajenaa nuestra cultura"),sino que únicamente se refiere a la defensa de la Religión Católica, posicionándose en este país en contra de un laicismo por el que se manifiestan a favor en otros lugares.

-Con el tema de la "defensa del castellano" pasa lo mismo. No es que les importe la libertad de los padres a elegir,si la "marginación"fuera de las lenguas cooficiales no moverían ni un dedo, sino que la defensa va encaminada en base a un nacionalismo centralista con rechazo a las lenguas españolas restantes(porque son españolas por mucho que les pese a muchos españolistas y nacionalistas).

-El virulento ataque a la Dictadura Cubana no es por el deseo del respeto a los Derechos Humanos, ni a las libertades políticas, de reunión,expresión...sino por el hecho de que dicho país caribeño no esté regido por una economía de mercado,porque,¿alguien les ha escuchado en los últimos años alguna palabra de repulsa a los otrora "ogros"China y Rusia?¿Es que ahora no se violan los Derechos Humanos allí?¿No es condenable la represora Dictadura China?Del Golpe de Estado en Honduras tampoco se les escucha decir nada,por cierto.

El que esto señores esgriman la primacía de la libertad individual para defender su querencia por el capitalismo y el nacional-catolicismo es indignante, entre otras razones, por el insulto a la inteligencia que sufre quien lo escucha.

Señores conservadores, dejen de darnos la tabarra con la dichosa palabra intentando engañarnos y defiendan claramente el concepto para todo el mundo y no solo para los suyos. Con para todos me refiero a empresarios y trabajadores, heterosexuales y homosexuales, castellanoparlantes y los que en este país tengan otra lengua materna, católicos, ateos y de otras confesiones, etc

¿Libertad,para qué?Para ser libres.
¿Libertad,para quién?Para todos.

3 comentarios:

Alfonso dijo...

Solo con pensar en quien fundo el Pp podemos entender, como pueden ellos ver la libertad...

Anónimo dijo...

yo no creo que se insulte a la inteligencia sino que les da lo mismo ocho que ochenta. Al fin y al cabo cada uno se cree lo que se quiere creer.

Flashman dijo...

Es que, en España, los liberales de verdad se cuentan con los dedos de una sola mano. Lo que abunda bajo esa etiqueta son libremercadistas, o liberales en lo económico, pero que en el resto de facetas de la vida y la política son pofundamente reaccionarios y conservadores.

Si tuvieramos liberales de verdad otro gallo nos contaría.