domingo, 8 de febrero de 2009

Los sindicatos nos dejan tirados

Mirando el Diario de Jerez del sábado 7 de Febrero de 2009 en su página 19 me encuentro con una pequeña sección de comentarios de los lectores, en el que un señor sobre que solo se dan ayudas a los que pierden empleo por ERE,pero no a los despidos individuales y con la cantinela de que todos los políticos son iguales y lanza otro dardo,éste dedicado a los sindicatos que escribo textualmente:"Y a los sindicatos(yo no estoy ni estaré jamás afiliado a ninguno),gracias por dejar tirado a la población en general.¿Dónde estáis?escondidos,no me extraña.Cuanto nos ha costado vuestro silencio".

En los comentarios de las noticias en los periódicos digitales no es que abunde el sentido común,la racionalidad,los argumentos de peso,¿pero no había algo mejor que destacar para incluirlo en la edición impresa?No he querido citar el nombre del señor,que da igual,ya que no es una opinión aislada, sino que esta irracionalidad y demagogia abunda bastante en la sociedad en general.

Este señor dice que los sindicatos nos dejan tirados, sin embargo deja bien clarito que él no milita ni militará jamás en ninguno.O sea,que él quiere que lo defiendan,pero no mover ni un músculo,ni gastar una sola gota de saliva,ni un céntimo para apoyar los derechos de los trabajadores. Me da a mí que este hombre,que se representa a si mismo, pero como he mencionado antes, refleja el sentir de mucha gente, tiene que ser el típico que en cada una de las huelgas es el primer "eskirol" que se ampara a que "la huelga es un derecho,no un deber",lo que es cierto, pero es una actitud muy insolidaria.

Entiendo que haya gente que esté mosqueada con la actitud de algunos sindicatos,que no son perfectos y en los que hay de todo, pero es muy fácil criticar sin querer arrimar el hombro, aparte que algunas proclamas gritadas como las verdades del barquero solo esconden una carencia de análisis y una demagogia sin límites.

2 comentarios:

civilis dijo...

Carlos, es verdad que hay muchos trabajadores que dicen y se comportan como el personajes que mencionas: sólo saben echar por tierra la labor de los sindicatos, pero al mismo tiempo no quieren saber nada de ellos. ¿En qué quedamos? Yo creo que, como en otros países democráticos, la afiliación a un sindicato -pagando la correspondiente cuota- debería ser obligatoria. Suena fuerte, pero ¿no es cierto que son las únicas instituciones que trabajan por los derechos de los trabajadores? Pues si queremos que mejoren hay que pringarse, ¿no te parece?

Carlos Benítez dijo...

No sabía que en otros países democráticos era obligatoria la pertenencia a un sindicato.Si siendo voluntaria mucha gente no los traga.A saber qué dicen siendo obligatoria la afiliación a alguno.Hay muchos que no creen en negociaciones colectivas y van a lo suyo y si pueden pegar una puñalada al compañero,se la pegan.Abundan los currantes de derechas,tristemente,que son unos tontos de los cojones,como diría el alcalde de Getafe,aunque sea políticamente incorrecto decir esto último,:P