sábado, 18 de octubre de 2008

Iggy and The Stooges en el Electric Weekend

Al terminar Tankian le tocaba el turno a los míticos Iggy & The Stooges , los padres del punk, que ofrecieron lo que ellos saben hacer, o sea, rock enérgico y visceral, eso sí, el tiempo pasa para todo el mundo ( aunque para Iggy menos) y ya no son esa banda autodestructiva que convertía sus shows en algo peligroso allá por finales de los 60 y principios de los 70. De todas formas , que nadie se piensen que están acabados, porque Iggy sigue moviéndose como un poseso en el escenario (incluso tirando amplificadores) y el grupo sigue tocando duro , aunque quizás no gozaron de un gran sonido.

El repertorio y como era de esperar, se centró básicamente en temas de sus dos primeros discos, obviando el gran Raw Power , por considerarse casi como un disco de La Iguana en solitario( aunque sorprendentemente tocaron Search & Destroy) y su último disco , el infravalorado The Weirdness, del que sólo tocaron una. Por lo demás, clásico tras clásico, Tv Eye, 1970, Dirt , No Fun , con la tradicional subida de espectadores , Loose y muchas más... y entre ellas la más coreada, quizás la única que conocerían muchos del joven público que se dió cita en Getafe, la mítica y archiversionada I Wanna be your Dog, en la que el público allí presente le dijimos a los Stooges que queríamos ser su perro.
En definitiva, magnífico concierto de unos veteranos del rock, que no viejos, a los que aún les queda mucha cuerda que cortar y muchas lecciones de actitud que dar en un escenario a las nuevas generaciones.